no puedo olvidar su infidelidad

No puedo olvidar su infidelidad, a su amante

isotipo-azul-75

Cómo se vive después de la infidelidad

Muchas parejas enfrentan a lo largo de la vida una infidelidad. Y aunque algunos matrimonios se separan, algunos logran superar la infidelidad y siguen adelante. Generalmente no hablamos de ello, preferimos ocultarlo, como algo vergonzoso, humillante y sufrimos en silencio. Nadie va por ahí diciendo no puedo olvidar su infidelidad porque eso no nos alivia. Incluso los consejos de amigas y familiares, si les decimos algo así, pueden causarnos más dolor que beneficio.

No puedo olvidar su infidelidad. Esa frase resuena en nuestra mente. Otras veces buscamos olvidar su infidelidad pidiendo ayuda en amigas o familiares, para ser escuchadas. Así poco avanzamos, incluso hasta retrocedemos, cuando con las mejores intenciones nos dan consejos desafortunados. No todas las personas pueden ayudarte. No todas tienen la experiencia o preparación necesaria para guiarte y acompañarte en este reto que supone perdonar y olvidar una infidelidad.

No puedo olvidar su infidelidad

La infidelidad y la crisis que provoca en una pareja tiene varias etapas. El antes, el durante y el después. En este artículo voy a centrarme en el después. En las emociones y sentimientos, en los impulsos y pensamientos, en lo que pasa por tu cabeza en la fase «después de». No cabe duda que enfrentas un cúmulo de emociones dolorosas que se te vienen encima a cada instante durante todo el día, todos los días y sin poner solución, será imposible ser feliz y mantener la pareja.

Perdonar es imprescindible

En otro artículo anterior, te he escrito sobre el perdón. Perdonar a tu pareja es un beneficio para ti. Pero no es obligatorio, perdonar es una decisión personal. Si tu idea es continuar en pareja, refundar la relación y construir nuevas y sólidas bases, perdonar es una tarea ineludible. Pero no solo necesitamos perdonar, también necesitamos enfrentarnos a gestionar pensamientos y emociones con los que no hemos tratado hasta ahora, que nos desconciertan.

Perdonar es un proceso, no ocurre en un solo día, y ese proceso se va dando a medida que también vamos gestionando todo lo que la infidelidad ha traído como novedad a nuestra vida. Es posible que tengamos ahora a alguien a quien odiar. Si, estoy hablando de su amante.

La amante de tu esposo

Pueden darse varias situaciones

  • puede ser una compañera de trabajo, y seguir trabajando con él.
  • puede ser alguien de tu entorno cercano, amiga mutua o de la familia
  • puede ser una empleada, alguien que trabaja con él o incluso con ambos.
  • puede ser una clienta, o una comercial que visita a tu esposo por motivos profesionales.
  • puede ser una compañera tuya de trabajo, (esto es lo menos habitual, pero por las vueltas de la vida te puede tocar algo así)

Cuando la ex amante de tu esposo sigue trabajando con él.

Muchas veces mis clientas me dicen no puedo olvidar su infidelidad porque mi esposo sigue trabajando con su ex amante. Cada día cuando se va a trabajar me invade la angustia, el dolor, me siento terriblemente mal, desesperada, porque mi esposo no puede dejar su trabajo, no puedo pedirle que lo haga. Sé que la verá y eso me ha convertido en una persona controladora, celosa, en alguien que nunca he sido.

Una de las infidelidades más habituales es la que se da con alguien del entorno de nuestra pareja. Precisamente porque tu pareja NO es una mala persona, no tiene el perfil del infiel empedernido que continuamente está buscando otras personas y lo hace fuera de su entorno laboral. La infidelidad en el entorno cercano se da en las parejas que se aman, pero que están pasando por una crisis que es necesario entender, tratar y superar. Si perdonas, retoman la relación pero no haces nada por cambiar las circunstancias que estuvieron detrás de esa infidelidad, entonces tu matrimonio volverá a estar en problemas dentro de no mucho tiempo.

Podrías pedirle a tu esposo que cambiara de trabajo. Y si lo hiciera, tu miedo disminuiría. Tu mente ya no tendría que pensar…»va a verla, va a hablar con ella, puede volver a querer estar con ella». Pero aunque quizás esta sería la mejor solución, que no tuviera que verla más, por ningún motivo, la realidad es que si quiere verla, la buscará y punto. Para superar esto lo que necesitas es afianzar cada día tu confianza. Trabajar en escuchar tus miedos y enfrentarlos. Este es uno de los motivos más cruciales por los cuales necesitamos Sanación Emocional tras una infidelidad. Para obtener paz. Para realmente hacer que lo que no nos mató nos haga una pareja más fuerte.

Si es una empleada, o alguien con quien tienen una relación comercial que puede romperse, el paso que te devolvería la confianza sería que fuera despedida. O que ya no se trabajara ya más con ese proveedor a quien ella representa.

Es necesario tener presente que tu esposo puede sentirse incómodo a la hora de despedir a alguien. Más cuando despedir a su ex amante le puede hacer pensar que los demás empleados se darán cuenta y le perderán el respeto, por ejemplo. Por eso es necesario comprender la situación particular de tu esposo, los aspectos particulares de la infidelidad que te ha tocado vivir, para poder superarla de la mejor forma posible. Hay felicidad más allá de una infidelidad, y MUCHA FELICIDAD. Lo importante es enfrentar este proceso con seguridad, con el apoyo necesario y sanando tu corazón y mejorando la relación en cada paso que des.

Cuando tienes que hablar y ver a la ex amante de tu esposo

Trabajar con esa persona es incómodo, doloroso para ti. ¿Cómo no iba a serlo? Podemos sentir hacia esa persona lo mismo que alguien sentiría hacia el asesino de un familiar. ¿Podríamos hablarle con normalidad, trabajar con alguien así sin que se nos quebrara la voz o sin que el estómago se nos oprimiera de solo pensar en tener que hablarle? ¡¡¡Sería imposible!!! Pero a veces, por obligación, necesitamos hablar o estar en contacto con la ex amante y eso es una situación que nos reta a crecer, a ser fuertes para gestionar nuestras emociones de la mejor manera posible. Para que tu dolor no te impulse a generar un mayor sufrimiento si explotas en agresividad o si te pones en una situación en la que por ansiedad, delatas lo que tanto has intentado que no se supiera.

Tener que tratar con la ex amante será incómodo, pero puedes aprender a gestiontar tus emociones, hasta lograr que la incomodidad vaya disminuyendo. Está claro que si eran amigas, ya no lo serán. Si tenían una buena relación, ésta se habrá acabado. Pero si te la cruzas algunas veces, entonces lo ideal es que puedas hablarle lo necesario sin que eso te afecte a nivel emocional (o incluso laboral o físico)

Eres humana y la infidelidad te ha lastimado. Esa persona te ha defraudado profundamente. Por eso te duele, por eso te cuesta hablar con naturalidad. Por eso no puedes ser tú misma, la mujer alegre y cordial que quizás eras con ella antes de todo esto. No actúas como tú sueles hacerlo. Eso es lo que más duele. El no poder ser una misma, asociado con el sentimiento de dolor hacia una persona que consideramos «como a una criminal».

La fase «después de» es igual de dolorosa que la fase «durante». Tu esposo no comprenderá porqué sigues triste, o enfadada, no comprenderá tus miedos, aquellos que se intensifica si el no pone de su parte para ayudarte a recuperar la confianza perdida. El miedo es muy grande, aún sientes que existe una amenaza y no puedes evitar que todo esto te afecte en el día a día, en la relación con tu esposo, incluso en la intimidad sexual.

En este momento, no te juzgues. Lo que sientes es normal. Puede que la odies. Puede que en tu mente sea el demonio. Puede que te obsesiones por mirar como se viste, si está delgada o si ha engordado, puede que te obsesiones y la busques en las redes sociales. Puede que tengas su número agendado en tu teléfono y controles si está en wassapp conectada en el mismo momento que tu esposo. Puede que sientas deseos de venganza (en mi mente tuve varios, uno de ellos, Pasar por la puerta de su casa y arrojar huevos a su ventana, cosa que afortunadamente no hice, porque me habría sentido tan mal, tan sucia, que quizás no me lo habría perdonado)

Puede que sientas deseos de venganza, pero no lo hagas. Te lastimarás más a ti.

Cuando sentimos que alguien nos ha hecho daño, nos ha lastimado, en nuestra mente pasan muchas cosas que no dejan de ser normales, como tener sentimientos que no nos gustan, o pensamientos que no van con la persona que somos (como el deseo de venganza) Eso es habitual, no es malo, es habitual. Aunque lo malo sería hacerle caso a todos esos pensamientos irracionales y ¡¡hasta malignos que podemos tener!!

Es normal, hacia ella sentirás rabia, y odio, y tu mente puede que la quiera ver en situaciones malas, o sufriendo, o no encontrando pareja nunca. O todo lo contrario, puede que tu mente quiera verla con pareja rápido para que deje de ser un peligro, porque quizás aun la ves como una amenaza para tu relación de pareja.

Tu mente piensa mucho. Emocionalmente es todo complejo. Pero es normal. Es parte de lo que ocurre cuando nos enfrentamos una infidelidad.

Pensar no te convierte en rara. Ni en un monstruo. No te transforma en peor persona, ni en peor profesional si te toca trabajar con ella. Pensar no te convierte en alguien mala.

Simplemente, es algo que es normal que pase , porque hay una herida abierta, porque estás aún lastimada, porque esa herida necesita aún tiempo para sanar, para cicatrizar por completo.

La Sanación Emocional de las heridas que deja la infidelidad en la pareja es imprescindible para nosotras. Pero también si hemos decidido continuar la relación, es muy importante para que el pasado quede en el pasado. Si necesitas perdonar y olvidar una infidelidad, puedes contar conmigo para hacer el taller de Sanación Emocional con el que desde hace más de 5 años ayudo a otras mujeres a recuperar la felicidad, la confianza y la paz tras una crisis donde hubo infidelidad. Escríbeme usando el formulario de contacto de mi web y no sufras más. Ya ha sido suficiente. Te mereces recuperar tu sonrisa.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

 

 

isotipo-azul-75

Acerca del autor

Interacciones del lector

Comentarios

  1. No he podido superar la última infidelidad de mi esposo, a veces pienso que será porque es la 4 vez que lo hace.
    No quiero sufrir mas

    • Hay una frase que dice, Si me engañas una vez, es culpa tuya. Si me engañas dos veces, es culpa mía. Desconozco todos los aspectos importantes de tu situación, con lo que mi comentario puede estar equivocado en algún punto. Si vivimos una infidelidad, no basta solo con perdonar, superarlo, pasar página. Es necesario y vital, comprender los motivos de esa infidelidad. La infidelidad es un «síntoma» de una pareja que puede estar atravesando problemas o de una persona con baja autoestima, o de alguien que no se sabe poner límites a si mismo, para cumplir con el compromiso de lealtad por lo general asumimos en nuestras relaciones de pareja. Si ha vuelto a ocurrir, y además, más de dos veces, ya no puedes seguir repitiendo lo mismo que utilizaste para superarlo en las veces anteriores. Es momento de plantearte seriamente si esa relación te sirve, si realmente puede salvarse y llegar a conseguir ya una fidelidad comprometida. Como te decía, sin tener más datos, no es sencillo dar una respuesta más clara.
      Un saludo
      Viki Morandeira
      Coach Ontológico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

vikimorandeira.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gabriela Verónica Morandeira Parejo como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Gabriela Verónica Morandeira Parejo Ver política de privacidad. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en coachingparaprotagonistas@hotmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: vikimorandeira.com, así como consultar mi política de privacidad.

0

Rupturas matrimoniales se producen cada día

¿Vas a permitir que tu caso se sume a esa cifra o estás dispuesta a luchar por lo que realmente amas?

A %d blogueros les gusta esto: