resignación es mala

La Resignación es mala decisión tras una infidelidad

isotipo-azul-75

La resignación es mala en cualquiera caso, tanto para el hombre como para su esposa, y por consiguiente, para la pareja. Hace poco, un cliente me escribía: «Si, he decidido quedarme en casa, pero siento que un poco de resignación hay en esa decisión». También, una clienta compartía conmigo que su esposo le había hecho el siguiente comentario: «Tendré que resignarme a no vivir esa historia». Sin juzgar ninguno de los dos comentarios, me gustaría hablar sobre la palabra que se repite.  En ambos casos, están eligiendo una «conducta con R».

¿De qué hablamos cuando hablamos de resignación?

La resignación es mala idea.

Resignación, curiosa palabra. ¿Por qué uno se «resigna»? Si miramos su definición en la RAE, en su primera acepción nos dice que es: «Entrega voluntaria que alguien hace de sí poniéndose en las manos y en la voluntad de otra persona». Resignarse es elegir NO hacerse responsable de tus propias emociones, de tus propias decisiones, dejar todo en manos de la situación, de otros. Resignarse es una conducta elegida, una «apreciación». Simplemente una manera de pensar sobre algo.

Por ejemplo, a mi esposo y a mi nos gusta salir a caminar. Pero ha amanecido un día gris, y posiblemente llueva. ¿Qué conductas puedo tener ante esto?

Puedo resignarme a NO ir a caminar, y me quedo en casa, porque salir y mojarme no es algo que me apetezca y voy amargándome el día rumiando mi resignación, porque llueve, porque no he podido dar mi caminata diaria.
En cambio, si yo pienso, ¡Qué bien!, puedo quedarme en casa y continuar con mi próximo libro, hoy que está nublado y anoche llovió, está fresquito y genial para estar en casa y ponerme a escribir, tengo unas cuantas horas por delante, para entrar en Flow y que los dedos vuelen sobre el teclado!!

Ante un evento, TU ELIJES tu conducta, según los pensamientos que alimentas y dejas crecer en tu mente. Porque tu emoción, la mía, la de cada ser humano, depende de la conducta que haya elegido, de los pensamientos que alimentemos.

Elegir la RESIGNACION es mala idea.

Elegirla como la emoción con la que te quedas en tu matrimonio tras haber dudado sobre continuar o no, por haber pasado por una infidelidad, es una muy mala idea. Para tí, para tu esposa y para la relación.

¿Por qué la resignacion es mala para tí? Porque irás por la vida con la «espinita» Porque has elegido una «conducta R», y cuando elegimos una conducta R, estamos generando cortisol , la hormona del estrés, y eso nos afecta a nivel celular, físico, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Elegir la resignación, que es un tipo de conducta R, has de saber que genera actitudes D.
Depresión, Desánimo, Desesperación y Desolación.

¿Por qué también la resignacion es mala para tu esposa? Porque ella sentirá tu desánimo, tu depresión, convivirá con un hombre «resignado» como si vivir con ella fuera un fastidio. Ella no sería feliz y si tu esposa no es feliz, ¿lo serías tú?

Conductas con R

La resignación es mala, una mala elección, así como lo suelen ser las demás «conductas con R». Esta manera de «agrupar conductas» es el producto de más de 4 décadas de estudio del Dr. Juan Hitzig, sobre la manera (saludable o no) en que las personas envejecen. Estudió que aquellas personas que elegían conductas con R, tenían actitudes con D. Quienes elegían la Resignación, el Rencor, el Resentimiento, la Rabia, el Reproche, la Resistencia segregaban grandes dosis de cortisol, y producían en sus vidas «actitudes D», depresión, desánimo, desesperación y desolación. Tenían más enfermedades, una vida gris y triste, en definitiva, una menor calidad de vida.

Por eso, por ti, por tu felicidad, y por la de tu esposa, si han pasado por una infidelidad y has tomado la decisión de seguir en casa, tú eres responsable del futuro que vivirás en casa. Depende de tomar conciencia y elegir CONDUCTAS DE LAS BUENAS. Las conductas con S, porque son las que segregan serotonina, porque esa hormona te da tranquilidad, mejora tu calidad de vida, aleja las enfermedades además de retrasar el envejecimiento celular. Las conductas con S generan actitudes con A:  Ánimo, Aprecio, Amor, Acercamiento, Amistad, Admiración, Alegría. 

¿Cuáles son las conductas con S?

Si has podido comprender, aceptar, asumir, que tu futuro, e incluso el de tu pareja, depende de la conducta con la que enfrentes esta etapa de tu vida, entonces, habrás entendido que tu felicidad es responsabilidad tuya. Puedes elegir la resignación, pero es muy mala idea. Es mucho más inteligente (y saludable) elegir conductas con S.

Por ejemplo, la Serenidad. Aceptar que es una fase de la vida que tocará vivir un día por vez.  Puedes elegir Sabiduría. Aceptar que es una decisión Sabia. Puedes elegir Silencio, para escuchar, porque al escuchar aprendemos, si no callamos (incluso en nuestra mente) siempre repetimos lo que ya sabemos.

Puedes elegir sociabilidad, y socializar con tu esposa, conocerla, quitarse mutuamente las etiquetas que tras 15 o 20 años todos vamos poniendo a los demás y mirarla con SOSHIN. ¿Qué es eso?

Mente de principiante, Soshin

Este es un concepto japonés que nos invita a dejar el ego fuera (el yo sé, el yo conozco, las etiquetas, el pasado) y convertirnos en un aprendiz constante. El soshin nos invita a darnos permiso para estar equivocados. El soshin dice: Si nunca estás equivocado, ¿Cómo creces?

También son conductas con S el sabor, Saborear la vida. La Sonrisa, sonreírle a la vida. El sexo, volverlo a vivir con pasión. La seducción, volver a seducir a la chica de tu vida, a tu esposa, con todas las Actitudes A que emanan de las conductas S.

Quizás creías que esto que te ha pasado era algo extraordinario, algo que ocurre una sola vez en la vida. Lamento decepcionarte, pero es algo muy común, y se da en un porcentaje muy muy alto de las parejas. No todas lo superan. Algunos hombres eligen la resignación y sus esposas el rencor, la rabia, el reproche…. y estas son las parejas que aún habiendo decidido continuar juntas, posiblemente pasado un tiempo fracasen, o tengan una convivencia mala, dolorosa para ambos.

Crisis de pareja en la Mitad de la vida

Una crisis en la mitad de la vida de un matrimonio, en torno a los 40  o 50 años, es lo más normal del mundo. Creemos ingenuamente que «a nosotros» no puede pasarnos esto y si nos ocurre, empezamos a querer «explicarlo», cayendo en los Sesgos Cognitivos. Si te ha tocado enfrentar algo así, puedes elegir ser la persona protagonista de tu vida, eligiendo tus conductas y tus actitudes. Eligiendo apostar por una manera inteligente de ver la vida, sobre todo porque tu felicidad e incluso tu salud están en juego.

En un audio sobre las leyes naturales, Brian Tracy habla sobre la Ley de Causa y Efecto. La depresión, la desolación, la desesperación y el desánimo son el efecto «causado» por las actitudes con R. ¿Tiene sentido para tí? ¿Puedes verlo? La resignacion es mala idea, como también es mala idea vivir con reproches, con rabia, con rencor, con remordimientos. Desde el coaching y la inteligencia Emocional puede trabajarse y mejorarse la manera en que vivimos esta etapa de la vida.

 

 

Si necesitan ayuda, tanto si eres hombre, como si eres mujer, puedes escribirme. Desde julio del 2010 trabajo como coach especializada en parejas, en este tipo de crisis, donde la mayoría de las veces hay infidelidad. Puede que para tí todo esto sea desconcertante, por que es algo nuevo, pero no lo es para mí. Puedo ayudarte, ayudarlos, como llevo haciendo más de 10 años en los que he ayudado a más de 1.000 parejas, sin contar los que indirectamente han podido mejorar sus vidas tras leer mis libros. Por lo menos, eso me dicen todas las personas con las que trabajo. 😉 

 

Escríbeme.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

isotipo-azul-75

Acerca del autor

Interacciones del lector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

vikimorandeira.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gabriela Verónica Morandeira Parejo como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Gabriela Verónica Morandeira Parejo Ver política de privacidad. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en coachingparaprotagonistas@hotmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: vikimorandeira.com, así como consultar mi política de privacidad.

0

Rupturas matrimoniales se producen cada día

¿Vas a permitir que tu caso se sume a esa cifra o estás dispuesta a luchar por lo que realmente amas?

A %d blogueros les gusta esto: