como enfrentar una crisis de pareja

Como enfrentar una crisis de pareja

isotipo-azul-75

Entrar en una crisis de pareja te desestabiliza. Es una situación nueva, con la que no has tenido que enfrentarte antes y eso hace que entres en una situación de angustia, de estrés, pero también puedes quedarte paralizada. No es fácil de creer que te esté ocurriendo esto, tienes cientos de preguntas y ninguna respuesta. No te han preparado para saber como enfrentar una crisis de pareja.

No se acabará mañana

Ni pasado mañana. Estar ante algo así es necesario que asumas que no se solucionará en dos días, en tres charlas, en poco tiempo. También es importante tener en cuenta que tus acciones y tu actitud pueden ayudar o no a que las cosas mejoren. Una crisis una vez que empieza, cumple un ciclo, te tocará atravesar el proceso completo, no hay manera de escapar, ni de que todo vuelva a ser como antes hoy. Por eso, es imprescindible que tomes las riendas, mantengas la calma y comprendas lo siguiente:

1.- Enfrenta la realidad.

Es posible que te enfrentes a una infidelidad. En la gran mayoría de las crisis de pareja existe. Que tu pareja te haya engañado, o aún lo esté haciendo, es algo que no es fácil de aceptar. Está claro que pensar en esto duele, te hace daño, pero si comprendes porqué se produce la infidelidad podrás ir avanzando.

2.- No hay un camino exprés

Cuando nos enfrentamos al dolor, a la angustia, a la desesperación que acompaña una crisis de pareja, queremos que acabe cuanto antes. Quiere que termine ya, porque el dolor puede ser inmenso. Lamentablemente el proceso una vez que empieza, es algo que necesitas aceptar que no tiene atajos. Una crisis de los 40 en el matrimonio puede ser como una montaña rusa. Emocional, desde luego que lo es. Los días se suceden, a toda velocidad, unas veces arriba, otras abajo, las más, pero si nos queremos bajar mientras las montaña rusa esté en marcha, los daños serán peores. Cada paso habrá que darlo, habrá que vivirlo, de la mejor manera posible.

3.- Toda crisis encierra en si misma una oportunidad

Es difícil poder ver como una oportunidad de mejora para una relación, la situación que la está poniendo en peligro nuestro futuro, la relación o incluso el futuro de tus hijos. Aun así, si aprendes como enfrentar una crisis de pareja, puedes sumarte a la lista de quienes consiguen lograrlo. Te aseguro que hay más de las que te imaginas. Lo que ocurre es que lo evidente es el divorcio y las crisis se pasan muchas veces en silencio, incluso ante la propia familia, suegros, hermanos y cuñados.

4.- Acepta y admite los errores que puedas haber tenido

Una crisis es también un momento de introspección, una oportunidad para poder mirar hacia ti, analizar y detectar tus posibles errores, corregirlos, pedir disculpas incluso. A pesar del dolor, es un momento para aprender y crecer. Puedes centrarte en los errores de tu esposo, en culparle, en verte como víctima, pero es necesario asumir que en una relación ambos tenemos un 50% de responsabilidad de la relación que hemos construido, para bien y para mal.

5.- Visualiza el resultado que quieres y trabaja con ese resultado en mente.

¿De qué te sirve imaginar que todo saldrá mal? ¿Qué sentimientos genera pensar que acabarán en divorcio, que no superarán esta crisis? Dolor, miedo, angustia, frustración, rabia, desesperación…. y cargada de estos sentimientos, con el peso de estas emociones, difícilmente puedes tener la mente clara para dar los pasos necesarios para comprender como enfrentar una crisis de pareja. ¿Cómo deseas que acabe esta crisis? Visualiza eso. Visualiza la recuperación, la paz, la conquistada armonía que ganarás tras esta crisis. Ten en mente ese resultado. Si otros lo hemos conseguido, tu también podrás. Mantente optimista.

6.- Analiza la situación, pero no te quedes estancada.

A veces, estamos tan aturdidas que no es fácil entrar en acción. La confusión que sientes cuando el hombre con el que llevas 15 o 20 años de tu vida, de pronto, y sin previo aviso, te dice que no sabe si te quiere, o que necesita tiempo, te produce un shock que te deja terriblemente desconcertada. La agresividad, en ese momento, no sirve para nada. Resignarte y rendirte, tampoco. Esperar que las cosas se resuelvan solas, menos. Es necesario ser parte de la solución.

7.- Mantén la calma interior.

Cuando todo a tu alrededor parece desmoronarse, si tú te hundes, si pierdes tu paz interior, difícilmente podrás tomar decisiones que te den buenos resultados. Si, la situación es complicada. Pero imaginarte un futuro desolador no te ayuda. Centrarte en todo lo negativo que estás viviendo, tampoco. Respira. Aprende de tus errores, encuentra la oportunidad de mejorar que hay detrás de esta crisis.

¿Leíste mi primer libro, Qué le pasa a mi esposo?

8.- Vive un día por vez.

En el momento en el que eres consciente de estar en una crisis de pareja las emociones que experimentas son tan arrolladoras que desearías hacer todo lo necesario hoy para mañana tener todo solucionado. Difícil. No ocurrirá así, por mucho que quieras ir deprisa. En el pasado no puedes cambiar nada, solo puedes aprender para hacer cambios hoy. En el futuro aún es imposible hacer algo, céntrate en hoy, en vivir hoy, poco a poco. El futuro aún no está escrito. Puedes escribir el que tú deseas, lucha por eso, pero ve un día por vez.

9.- Ocúpate de ti.

En situaciones de dolor, de desesperación, podemos olvidarnos de nosotras mismas. Cuanto menos cuides de tu autoestima y de tu imagen peor vas a sentirte. Una crisis de este tipo puede hacer que te cuestiones a ti misma, que te sientas culpable, regañándote por tus errores. Quizá te compares y te hundas. No lo hagas. Este es un momento en el que la inseguridad puede estar presente cada día, te sentirás vulnerable. Pero a pesar de todo sigue ocupándote de ti. Vístete y maquíllate cada día.

10.- Trabaja con ayuda

Puedo asegurarte que la mayoría no hemos podido prever que esta crisis se nos venía encima. Desde dentro muchas veces las cosas no se ven. Ten en cuenta que es un error intentar convencer a tu esposo para que cambie de opinión. No funcionará. Es complejo saber como enfrentar una crisis de pareja si nunca has pasado por una.  Busca asesoramiento, es hora de asumir que no lo puedes resolver sola. Cuando tu coche se avería, buscas ayuda. Cuando tienes malestar físico, acudes a un médico. Ahora el problema afecta a ámbitos más importantes de tu vida, trata esta crisis como es, como un momento crucial que definirá tu futuro y para el que con ayuda estarás más capacitada para superarla.
Desde 2010 ayudo a otras mujeres a salvar sus matrimonios. Escríbeme y te guío. O búscame en facebook.

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

isotipo-azul-75

Acerca del autor

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

vikimorandeira.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gabriela Verónica Morandeira Parejo como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Gabriela Verónica Morandeira Parejo Ver política de privacidad. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en coachingparaprotagonistas@hotmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: vikimorandeira.com, así como consultar mi política de privacidad.

0

Decenas de miles de rupturas matrimoniales se producen cada día en el mundo

¿Vas a permitir que tu familia sea un caso más?

¿o estás dispuesta a luchar

por lo que realmente amas?