problema de pareja infidelidad

Problema de pareja Infidelidad

isotipo-azul-75

Llevan 15, 20 años juntos. Tu esposo es un buen hombre, siempre lo fue. Han sido una pareja hermosa, envidiable, y de pronto, te sorprende con que no sabe si te quiere, o te pide tiempo, o te pide el divorcio luego de una discusión tonta por la que ninguna pareja se separaría.  Y descubres una infidelidad.  Problema de pareja Infidelidad, son dos conceptos que van juntos en muchas ocasiones. ¿pero es la infidelidad un problema o un síntoma?

Problema de pareja Infidelidad

¿Alguna vez has tenido una mancha de humedad en la pared? Cuando nos ocurre esto en casa, por lo general, llamamos a un especialista para que encuentre la solución, ¿verdad?

En nuestra vida, hay veces que también tenemos “manchas” en nuestras relaciones con los demás. ¿Qué no sabes a que me refiero? Bueno, déjame que te explique con un relato que publiqué en mi libro A ti te cuento, Cuentos para Adultos con Inteligencia Emocional. 

La mancha de humedad

En una casa, vivía una familia. Un padre, una madre y sus dos hijos. En una pared, un día, apareció una mancha de humedad. Al principio no era muy grande, solo había cambiado el aspecto de la pared ligeramente. Y como era casi imperceptible, nadie hizo nada. A las pocas semanas, la mancha fue aumentando de tamaño, y poco a poco fue descascarando la pintura. Diminutas escamas empezaron a caer de la pared. La esposa, se lo comentó a su marido, quien compró una lata de pintura, y tras lijar un poco la pared, le dio dos manos de pintura. Luego de este trabajo, la mancha desapareció y no volvieron a preocuparse. Pasados unos días, los síntomas volvieron.

La mancha, persistente, volvió a aparecer. Y pasadas unas semanas, estaba igual que antes de pintarla, o incluso más grande. El marido y la mujer, comenzaron a discutir sobre el tema. ¿Cómo había vuelto a salir, si ya la habían arreglado? El hombre, volvió a buscar el tarro de pintura y su pincel, lijó la pared, y nuevamente, volvió a pintar. A los pocos días, la mancha, incansable, apareció otra vez. Por lo que la pareja, cansados de pintar y repintar, decidieron preguntar a un especialista.

Este, llegó y al ver la mancha, y escuchar que la familia la había pintado y había reaparecido, confirmó que pintarla no era la solución. Qué eso podía “disfrazar” el problema durante unas semanas, pero que si no rompía la pared, si no iba al centro del problema, podían pasarse la vida pintando una y otra vez que la mancha volvería a aparecer sin remedio. Entonces, con un martillo, rompió la pared y enseguida encontró la causa. Una cañería se había roto, y de ahí salía ya una cantidad considerable de agua. Solucionó la avería, reparó la pared, y finalmente, volvió a pintar. Con eso, ya no tuvieron que preocuparse por este problema.

Problemas de pareja

Cuando sale una mancha en la pared, a nadie se le ocurre pintar sobre ella, porque al poco tiempo, volverá. Esta mancha, tiene unas causas, una cañería rota, una pérdida de agua en algún lado, una junta mal tapada. Y si no reparamos esto, por mucho que pintemos, la humedad volverá a arruinar la pintura.

En nuestras relaciones esa mancha es un síntoma. Si yo intento borrar, pintar el síntoma, pero no soluciono la avería, el agua que sigue saliendo, volverá y los síntomas, también. Cuando una persona está haciendo algo, o ha cambiado su conducta o actitud con nosotros, eso también es un síntoma. Si ponemos nuestro esfuerzo en que esto no vuelva a ocurrir, pero sin averiguar qué es lo que lo está causando, estamos intentando pintar sobre una avería.

Un hijo que se muestra agresivo, un esposo que aumenta sus críticas hacia su pareja, una mujer que cambia su carácter, un hermano que se muestra esquivo y retraído. Cuando esas personas que queremos, están mostrando unos síntomas, pero nosotros solo vemos la mancha, y nos enfadamos por esos cambios, nos centramos en el dolor que nos produce a nosotros esto, no estamos siendo conscientes de la realidad del problema. El problema no es la mancha. El problema no es el cambio de conducta. Es algo más profundo, y para solucionarlo, debemos llegar hasta el centro del asunto, debemos escarbar en la pared y llegar a encontrar qué es lo que ha causado estos cambios.

Ya sabes…. Cuando notes que esa persona que quieres está distinta, que sus reacciones y respuestas no son las de siempre, acuérdate de este relato, acuérdate que por mucho que pelees para que cambie esa conducta, lo que tienes que hacer es centrarte en algo interior, mucho más profundo, que no está a la vista como esa simple mancha en la pared.

Crisis de los 40

¿A qué se debe que la mayoría de los divorcios en España se produzcan en una edad promedio de 44 años, y en parejas de más de 15 años de relación? Esto es lo que me planteaba cuando yo misma estuve al borde del divorcio y no sabía lo que ahora sé.

Una infidelidad no es un problema de pareja, (si, causa problemas en la pareja, si, pero es la mancha, no es el caño que está roto) sino un síntoma de una pareja, de unas personas, que tiene problemas en su manera de relacionarse.

Incluso aunque tu esposo no quiera ir a terapia, tú puedes hacer mucho para evitar que esta relación acabe en una familia rota. Es tu vida. Es tu decisión luchar o resignarte, hacer todo lo posible o tirar la toalla.

Si quieres entender cuáles fueron los problemas, cuál es el origen de este síntoma, escríbeme y trabajemos juntas.

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

Viki Morandeira

Coach Ontológico

isotipo-azul-75

Acerca del autor

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

vikimorandeira.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gabriela Verónica Morandeira Parejo como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Gabriela Verónica Morandeira Parejo Ver política de privacidad. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en coachingparaprotagonistas@hotmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: vikimorandeira.com, así como consultar mi política de privacidad.

0

Decenas de miles de rupturas matrimoniales se producen cada día en el mundo

¿Vas a permitir que tu familia sea un caso más?

¿o estás dispuesta a luchar

por lo que realmente amas?